“CONCURSO DE ESCRITURA” II EDICIÓN-2017

Con motivo del Día Internacional de Mayor, y por segundo año consecutivo, se lleva a cabo en El Palmar de Troya una nueva  edición del Taller de Escritura.  Esta iniciativa se puso en marcha en la localidad en 2016, con el objeto de fomentar la participación de los mayores  en iniciativas como esta que requieran de una implicación a nivel personal.

El taller estuvo  formado por aquellos adultos mayores que tienen deseos de encontrarse, de comunicarse con otros, de hacer nuevos vínculos.

En esta segunda edición hemos vuelto a contar con la indispensable colaboración de  la Delegación de Bienestar de la localidad de El Palmar de Troya,  que a su vez  ha cedido La Biblioteca Pública,  brindando así  un espacio propicio para la realización de  este Taller.

La Biblioteca  cuenta con una gran cantidad de libros que permiten al lector acercarse a los libros que el considere necesarios como instrumento de aprendizaje, distracción y comunicación con las demás personas.

Durante la Jornada se llevaron  a cabo varias actividades como fueron: lectura de los textos participantes, visionado de videos y lectura de texto  relacionados con la temática, resolución del concurso.

Para la clausura del acto se llevó a cabo la entrega de diplomas a todos los participantes así como el premio a la persona que resultó ganadora. Tras estos actos se pudo disfrutar de un desayuno.

“DOTACIÓN DE RECURSOS PERSONALES”

Curso impartido por FREMAP en la sede de Asisttel de el PISA y  en la sala Guadalinfo, cedida por el Ayuntamiento de El Palmar. El contenido del curso se centró en:  el reciclaje sobre la prevención de los riesgos en el puesto de auxiliar de ayuda a domicilio, prestando especial atención a la preparación física para las movilizaciones y a las enfermedades infectocontagiosas. Tras la lesión interactiva se hizo entrega a los participantes de una guía de buenas prácticas para la prevención de Riesgos en Ayuda a Domicilio.

AMPLIACION DEL AREA

La empresa de servicios integrales a la familia, Asisttel, se extenderá por la costa para ofrecer sus servicios a PERSONAS dependientes y sus familias

Asisttel se implantó en la provincia de Huelva, y presta el Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) para personas y familias que tienen disminuida su autonomía, de manera temporal o permanente, y presentan dificultades en su vida diaria, atendiendo tanto a aquellas personas a las que se ha reconocido un grado de dependencia, como a las que aún no pero están bajo la amparo de los Servicios Sociales del Ayto.

El municipio de Lepe ha alcanzado ya los 160 beneficiarios desde que cambió de empresa prestataria del SAD en diciembre de 2016, a nuestra empresa.

De igual manera, el compromiso con el entorno de Asisttel es total y así lo demuestra su vinculación con la demanda local de empleo “contribuyendo a nuevas contrataciones teniendo en cuenta los sectores con mayores dificultades”, asegura la directora en Andalucía de este servicio, Débora Slek, quien destaca que se tiene en cuenta la “estabilidad laboral del personal cualificado, y el desarrollo socioeconómico de la localidad”.

La plantilla de Asisttel en Lepe la conforman más de 60 profesionales y, durante los meses de verano, están igualmente preparados para atender a muchas más personas que se desplazan temporalmente desde otros municipios y regiones, ya que Lepe acoge un centro de coordinación comarcal para dar atención y soporte técnico a auxiliares, familiares y técnicos.

La experiencia de Asisttel en el marco de la asistencia en domicilio está más que demostrada y alcanza los 25 años, siendo también la primera empresa regional en ofrecer tele asistencia domiciliaria. Su objetivo inicial fue resolver las necesidades de mayores y personas dependientes a fin de mejorar su calidad de vida pero, con los años, han evolucionado hasta ofrecer una verdadera atención integral a la familia.

Mejora en la calidad de vida y nexo con los Servicios Sociales

En relación a la ayuda pública que constituye el SAD que se presta en Lepe y se pretende ofrecer en otros municipios de la costa de Huelva, “el contacto diario con los trabajadores sociales facilita la labor de mediar o ser nexo de unión entre la persona interesada y la entidad pública para completar la solicitud del SAD”, pues se pone en conocimiento la “necesidad detectada, ya sea observada por nuestros técnicos o a través de solicitudes de información que llegan a los propios centros públicos”, explica la directora del servicio Débora Slek.

En su afán de mejora continua, Asisttel se rige por valores como la tolerancia, la empatía o la honestidad para mejorar el bienestar de los usuarios, pero también el de sus familias. “el personal es especialista en el trato con personas y sabe adaptarse a las necesidades de todos los usuarios con la premisa de que su calidad de vida es lo primero”, destaca Slek.

Participación en el entorno local y ayuda al cuidador

Los servicios asistenciales de los que se están beneficiando ya en Lepe incluyen actividades y proyectos adaptados, eficaces y realistas, que incluyen actuaciones domésticas de carácter personal, rehabilitadoras, estimuladoras, terapéuticas, lúdicas y orientadas principalmente al fomento de la autonomía y el bienestar de las personas dependientes a través de la intervención socio-sanitaria humana y profesional, fuera y dentro del propio domicilio.

Aunque el servicio de ayuda a domicilio es “un gran recurso alternativo para las familias” desde Asisttel se destaca que es necesario afianzar la gestión del mismo con actividades y tareas cotidianas para posteriormente, y sin perder de vista esa gestión básica, crear espacios de participación en el entorno de cada localidad (ferias y fiestas locales, excursiones, lectura, talleres…) fomentando un envejecimiento activo y saludable con tareas especiales dirigidas al apoyo al cuidador y la capacitación a las propias familias.

Esta empresa participa en diferentes iniciativas internacionales como el pacto mundial de naciones unidas y en proyectos de responsabilidad social corporativa, donde han sido galardonados hace unos meses en la III edición del premio Andalucía excelente 2016.

Esta entrada fue publicada el 22 septiembre, 2017, en 2017.

ABANDONO DE LA POBLACION ANCIANA

En una conversación algo trascendental con una amiga, dijo una frase que me hizo meditar y reflexionar,

“Hasta para nacer perro hay que tener suerte”

Se trata de una conclusión muy dura pero muy real, que podemos extrapolar también al género humano.

No es lo mismo nacer en el seno familiar de una pareja sita en Sevilla, que en el seno familiar de una pareja sita en un país tercermundista (esta palabra es estremecedora) o en un país en guerra permanente.

No es lo mismo formar parte de una familia donde todos sus miembros gocen de un status social y económico desahogado y donde, sus progenitores (abuelos) con necesidad de cuidados específicos no suponen una carga, que formar parte de un entorno familiar  desestructurado, con dificultades económicas, donde sus progenitores que necesitan atenciones específicas, si suponen una carga en el día a día de los miembros de esa familia.

En este post queremos hacer una exposición lo más objetiva posible, puesto que afecta de lleno en nuestro trabajo, la ayuda a domicilio de personas con dependencia, y valorar todos los factores que intervienen en el cuidado y atención de nuestros mayores.

En estas fechas los medios de comunicación nos invaden con noticias desoladoras de ancianos abandonados, desatendidos y en definitiva solos, que afrontan la estación estival con tristeza y desarraigo.

¿Acaso podemos tratar estas historias de forma generalizada?, o siendo justos, ¿no deberíamos valorar cada caso atendiendo a factores tanto sociales como personales?

 

En casa, con la jubilación, sin obligaciones, sin compañía y sin visitas

 

La soledad se ha demostrado muy perjudicial para la salud de las personas ancianas, tanto desde un punto de vista sentimental o afectivo, hasta físicamente, por el riesgo de caídas o problemas de movilidad. Durante el verano, los familiares, vecinos, comerciantes, o personas cercanas con las que los ancianos tienen contacto de vez en cuando, se van de vacaciones, lo que agudiza aún más la situación de soledad y el abandono en una época especialmente peligrosa por las altas temperaturas.

Esto es una realidad, pero falta información.

Es necesario conocer porque el anciano está solo, todo el año y no solo en verano,  cual es la situación  de su familia o cual ha sido su trayectoria familiar, si durante su vida ha mantenido los vínculos con sus hijos, nietos, hermanos, etc.

También hay que tener en cuenta cómo el ser anciano ha ido variando con el paso de la historia,
y como la vejez puede vivirse de distintas maneras según los valores que imperan en cada sociedad.

¿Cuál ha  sido el papel del anciano en la historia?

 

Durante la Prehistoria a quienes habían llegado a los 30 años se los relacionaba con algún evento divino y sobrenatural. Eran consideradas personas de gran sabiduría, transmisoras de conocimiento, esencial para la supervivencia del grupo.

Los egipcios, describían la vejez como un período de debilidad, disminución de la capacidad visual y auditiva, deterioro progresivo de las capacidades cognitivas y físicas en general. Pese a esto, el papel de la persona de avanzada edad, seguía gozando de un gran prestigio social, y representaba la sabiduría y el ejemplo de los más jóvenes.

En la Grecia antigua es donde se empieza a deteriorar el concepto de vejez. Los griegos fueron los grandes impulsores de la perfección, del culto al cuerpo y la belleza, la vejez y la muerte, por tanto, empiezan a ser temidas y son consideradas un castigo que impone la vida. El anciano es respetado pero el poder de decisión era cosa de la juventud.

Este concepto se mantiene desde la cultura griega, pasando por la hebrea, romana, los primeros años del cristianismo y  la Edad Media hasta llegar al Renacimiento, cuando surge la imprenta y la memoria oral, perteneciente a los mayores, deja de ser imprescindible.

Llegamos al Mundo Moderno, y tras un proceso de transformación del poder político, delegado al pueblo, surge el funcionariado y lo que conocemos hoy en día como la jubilación. El trabajo pasa a ser la característica más valorada entre la sociedad, y el Estado pasa a ser el responsable de compensar los servicios prestados a la comunidad. Es entonces cuando el cuidado de los ancianos que hasta entonces correspondía exclusivamente a la familia, pasa también a ser responsabilidad de los poderes públicos.

Cuidemos a nuestros mayores

Nuestros mayores antes eran fuertes e independientes, pero ahora ya no pueden cuidarse solos. Para ellos tampoco es fácil aceptar que ya no tienen tan buena salud o que su situación ha cambiado y ahora necesitan ayuda.

Es el momento de analizar cada historia, su casuística, su entorno y su estado personal para valorar cuando el anciano vive realmente una situación de abandono por parte de su familia, o si las condiciones de supervivencia de su familia obliga a ésta a delegar sus responsabilidades en instituciones bien sea públicas o privadas.

Por desgracia sabemos que el abandono injustificado existe, por ello creemos muy importante que  la sociedad sea conocedora de que existe un gremio de profesionales especializado en el cuidado de personas dependientes, gestionados por empresas como la nuestra, que facilitan la conciliación familiar, y buscan el bienestar tanto del anciano como el de sus familiares.

También existen organizaciones que ayudan a mejorar la calidad de vida y la autoestima de los ancianos mediante la creación de lazos afectivos con voluntarios y otras personas de edad similar, ofreciéndoles apoyo afectivo, ayuda emocional, compañía y amistad.

Bien es cierto que descartada la cuestión del abandono, las residencias de ancianos privadas detectan mayor demanda durante el periodo estival, y sin intención de juzgar o cuestionar la decisión tomada por los familiares, debemos aceptar que nuestra sociedad prioriza y antepone los valores materiales a  los personales.

En el día a día de nuestro trabajo nos encontramos con todo tipo de situaciones, familias que disfrutan de unos días de descanso y delegan por tanto los cuidados de sus mayores a profesionales, o familias que sacrifican sus momentos de ocio y siguen haciendose cargo de los abuelos, o familias (afortunadamente en minoría) que eluden esa responsabilidad durante todo el año.

 

En cualquier caso,  hay que reconocer que el ritmo de vida de la sociedad que nos ha tocado vivir complica la conciliacion  familiar con el cuidado y atención de sus mayores.

Esta entrada fue publicada el 4 julio, 2017, en 2017.

GOLPE DE CALOR

 

El principal mecanismo ante un incremento de la temperatura corporal o golpe de calor es una dilatación de los pequeños vasos periféricos para favorecer el paso de la sangre por la piel. Esto, unido a un aumento de la sudoración, hace que se pierda calor por evaporación, lo que puede llevar a una perdida importantísima de líquidos que repercute a nivel de los distintos órganos (riñón, corazón, cerebro…).

Si la temperatura exterior es muy alta y las pérdidas de líquidos no se reemplazan de forma adecuada, entramos en una situación de deshidratación, la tensión arterial desciende, aparece sensación de debilidad e incluso calambres musculares; si esta situación no se corrige a tiempo y progresa, se pierde la capacidad de sudoración y la piel presenta un aspecto seco y enrojecido, la temperatura corporal asciende progresivamente hasta cifras que superan los 40 grados, entrando en hipertermia y, si este proceso continúa, se llega a una situación de shock en la que sucede un fallo de los distintos órganos, convulsiones y coma.

Es importante saber detectar los síntomas de la hipertermia:

  • Dolor de cabeza
  • Sensación de boca seca y pastosa
  • Náuseas, vómitos, mareos, escalofríos
  • Piel seca y enrojecida
  • Calambres musculares en brazos, piernas o vientre
  • Desorientación, pérdida de conciencia o confusión
  • No sudoración ante las altas temperaturas.

 

Dificultad a la hora de reconocer un golpe de calor en el adulto mayor 

El impacto de los golpes de calor es especialmente importante en personas mayores, cuyas patologías cardiovasculares o respiratorias pueden agravar los síntomas del golpe de calor.

En el caso de la población anciana el reconocimiento del golpe de calor se ve dificultado por la coexistencia de dos o más enfermedades en un mismo individuo, generalmente relacionadas, que puede provocar confusión con otros procesos como la fiebre, la alteración del estado mental más frecuente en el anciano o taquicardias. Además en los ancianos, estos cuadros no suelen estar precedidos de ejercicio físico intenso, por lo que siempre hay que pensar en ellos independientemente del grado de actividad.

Estas circunstancias impiden reconocer precozmente estos cuadros en los ancianos, porque el pronóstico está directamente relacionado con la rapidez de actuación. Se debe pensar siempre en la posibilidad de un golpe de calor coincidiendo con los períodos de temperaturas más elevadas, independientemente de que los síntomas se puedan explicar por otros procesos.

Cinco de cada diez fallecidos por golpe de calor tiene más de 65 años

En 2015 se produjeron 23 muertes por golpe de calor, mientras que en 2016 fueron 6 los fallecimientos, según un informe del Plan Nacional de actuaciones preventivas de los efectos del exceso de temperaturas sobre la salud.

La edad media de las personas fallecidas en 2016 fue de 59 años, el 100% de los casos eran hombres. El 57% de los fallecidos tenían más de 65 años.

Las personas mayores de 65 años son el colectivo más vulnerable a las altas temperaturas de estos días, debido a que responden peor al calor extremo, su sensación de sed es menor y suelen olvidarse de beber. Un riesgo que se ve incrementado si la persona sufre sobrepeso, enfermedades crónicas o se está medicado

Recomendaciones para prevenir la hipertermia

Para evitar estos golpes de calor es importante hidratarse muy bien, beber bastante agua, al menos dos litros diarios, aunque no se tenga sensación de sed. Dado que los mayores tienden a no sentir la sed es necesario estar pendientes de que consuman la cantidad de agua recomendada.

Conviene hacer comidas frías y ligeras que ayuden a reponer las sales minerales que se pierden con la sudoración (gazpachos ligeros, ensaladas frías, verduras, etc.) y evitar comidas copiosas y calientes. Como acompañamiento a estas comidas hay que evitar el consumo de alcohol, cafeína o bebidas azucaradas, ya que estos productos pueden empeorar las consecuencias del calor.

Es importante que si los mayores realizan algún tipo de actividad física, no sea a las horas de máximo calor, entre 12.00 a 17.00 horas.

Es importante que se vistan con ropa amplia, poco ajustada, elegir tejidos ligeros, como el algodón y de colores claros, y que salgan a la calle acompañados por sombreros o gorras.

Mantener la casa fresca y ventilada y no permanecer en vehículos estacionados o cerrados.

¿Qué hacer ante un golpe de calor?

En caso de producirse un golpe de calor, las recomendaciones para conseguir parar sus efectos son:

  • En primer lugar, es necesario llamar a los servicios de emergencia. Una subida repentina e incontrolada de la temperatura corporal puede tener terribles efectos, incluido el fallecimiento del afectado, por lo que es fundamental contar con la ayuda de especialistas.
  • Mientras se espera a los servicios de emergencia es importante tratar de bajar la temperatura del afectado con la aplicación de paños empapados en agua fresca en zonas especialmente sensibles como son frente, nuca, axilas e ingles.
  • Otra medida es tumbar a la persona con los pies elevados, a una altura mayor que la cabeza, para favorecer así el retorno venoso.
  • No hay que olvidar la hidratación del afectado. Para eso es necesario facilitarle líquidos para que beba poco a poco. Lo más adecuado en caso de urgencia es que beba agua con un poco de sal y azúcar, o alguna bebida isotónica, o los preparados específicos para rehidratación de venta en farmacias.

 

 
Esta entrada fue publicada el 21 junio, 2017, en 2017.

COMPROMISO CON LA CALIDAD

 

Asisttel considera la calidad como parte inherente a la labor diaria.

Desde sus orígenes , uno de los parámetros sobre los que se ha asentado la política de esta empresa ha sido ofrecer un servicio de calidad  con el objetivo de lograr el máximo grado de satisfacción de las personas usuarias .

 

Asisttel Servicios Asistenciales cuenta con un Sistema de Gestión de Calidad , según el modelo aportado por la Norma ISO 9001:2008, Certificado por la empresa Applus .

El alcance de dicho  SGC  , en la actualidad , abarca todas las actividades y prestaciones de Asisttel ,  en concreto :

  – Ayuda a Domicilio

  – Unidad de Estancia Diurna o Centro de Día

  – Servicios Residenciales

– Escuelas Infantiles

– Diseño e impartición de Formación para el Empleo y Formación Privada no Reglada.

Por otro lado , y para la gestión  del Servicio de Ayuda a Domicilio , Asisttel cuenta con un Certificado de Calidad conforme a los requisitos establecidos por la Norma UNE-158301 , cuyo alcance concreto es :

–  Prestación del servicio de ayuda a domicilio : atención personal.

–  Atención de necesidades del domicilio , apoyo psicosicial familiar y relaciones con el entorno .

– Actividades complementarias : podología , fisioterapia , rehabilidatación y peluquería .

 

 

 

Para dar respuesta a la creciente concienciación de la sociedad por el respeto al medio ambiente, recientemente nos hemos certificado en la Norma ISO1400, de Gestión Ambiental reconocido en todos los sectores de actividad a nivel internacional.

La certificación nos ayuda a identificar y cumplir la legislación ambiental aplicable a nuestra actividad, tener controlados todos los aspectos ambientales aplicables y reducir riesgos y costes asociados.

La certificación ISO14001 favorece la mejora continua de sus actuaciones ambientales y permite demostrar su compromiso con el medio ambiente, obteniendo beneficios como:

  • Favorecer el acceso a nuevos mercados y concursos.
  • Establecer relaciones de confianza con clientes concienciados ambientalmente.
  • Implicar al personal de la organización en la consecución del compromiso ambiental de la empresa.

 

Esta entrada fue publicada el 8 mayo, 2017, en 2017.

DIA MUNDIAL DEL TRABAJADOR SOCIAL

 

“PROMOVIENDO COMUNIDADES Y ENTORNOS SOSTENIBLES”

La Federación Internacional del Trabajo Social ha escogido este lema referido al tercer pilar de los compromisos de la Agenda Global del Trabajo Social y Desarrollo Social, cuya duración es de dos años, y 2017 es el primer año para su celebración.

Los y las trabajadoras sociales de todo el mundo han de promover la sostenibilidad en sus comunidades y en el medio ambiente.

Es un paso importante a nivel profesional y  las tres organizaciones internacionales (la Federación Internacional de Trabajadores Sociales, la Asociación Internacional de Escuelas de Trabajo Social y el Consejo Internacional de Bienestar Social) se han comprometido a trabajar juntas para influir en las políticas nacionales, regionales y locales, las acciones de los gobiernos y para destacar el valor y las contribuciones que los y las trabajadoras sociales hacen día a día en cualquier parte del mundo.

¿Qué se celebra?

Esta fecha conmemora el compromiso, la contribución y la labor de nuestros/as profesionales como conocedores/as de primera mano de la realidad social, líderes del cambio y de la intervención social, e impulsores de la lucha y la garantía de los derechos sociales de la ciudadanía. Y más que nunca este día se debe dar a los/as profesionales del Trabajo Social el reconocimiento que se merecen.

Además se brinda la oportunidad anual para que todas las organizaciones del Trabajo Social promuevan su importante papel y el de la profesión.

La apuesta es incrementar la presencia de estas organizaciones en el ámbito comunitario, buscando soluciones locales desde el enfoque del desarrollo social local. Pero también desarrollamos alianzas para buscar soluciones globales ante problemas globales.

¿Por qué este día?

Hasta la fecha el Día Mundial del Trabajo Social en los países europeos se celebraba en la misma fecha que el Día de los Derechos Humanos en diciembre.

En la Asamblea Mundial en Salvador de Bahía (Brasil) celebrada en 2008, los miembros de la Federación Internacional de Trabajadores/as Sociales decidieron fijar por unanimidad una futura fecha para la celebración de este Día, decidiéndose celebrar cada tercer martes del mes de marzo de cada año.

A partir del año 2009 se tomó como referencia esa fecha, aunándose actividades conjuntas de celebración por parte de las tres asociaciones: Federación Intencional de Trabajadores/as Sociales (FITS-IFSW), la Asociación Internacional de Escuelas de Trabajo Social (AIETS-IASSW) y el Comité Internacional para el Bienestar Social (CIBS-ICSW).

Esta entrada fue publicada el 28 marzo, 2017, en 2017.

LA DEPENDENCIA: CONOCIMIENTO Y DIFUSION

 

Una persona dependiente es aquella que presenta limitaciones para realizar una o varias actividades básicas de su vida, como vestirse, lavarse, cocinar o hacer la compra. La persona dependiente necesita de la ayuda de otra persona, sea un cuidador profesional o un familiar, para poder hacer frente a sus actividades diarias.

Los factores que llevan a que una persona se encuentre en una situación de dependencia pueden ser físicos, psicológicos y/o contextuales.

Es importante que los familiares y otras personas que conviven y se relacionan habitualmente con la persona dependiente promuevan el mayor grado de autonomía posible en cada momento de la vida.

“No se trata de negarle la ayuda,

sino de incentivar a la persona para que haga todo lo que está a su alcance,

porque eso es precisamente,

lo que evitará que el grado de dependencia aumente”

La dependencia no es exclusividad de la vejez, si bien es cierto que el porcentaje más alto se lo llevan las personas mayores, ya sea por patologías propias de la edad o por situaciones específicas como accidentes o antecedentes familiares. Contamos con un colectivo bastante amplio en edades inferiores que necesitan también de ayuda para su día a día.

El bienestar propio de las sociedades en países desarrollados, como es el caso de España, ha permitido que cada vez seamos más consciente y solidarios con éste colectivo.

Por ello no es de extrañar que en la actualidad los medios de comunicación y difusión nos muestren historias que reflejan el trabajo diario que los cuidadores desarrollan para mejorar la calidad de vida de dicho colectivo,  de las metodologías a seguir o simplemente por dar a conocer dichos escenarios.

Con este post queremos inaugurar nuevas sesiones en el blog para que todo aquel espectador y lector sensibilizado con esta temática pueda tener acceso a un amplio repertorio de películas, cortos y libros enfocados en todo tipo de casuísticas relacionadas con la dependencia.

Esperamos que sea de utilidad y al mismo tiempo una actividad lucrativa para todos.

Esta entrada fue publicada el 23 febrero, 2017, en 2017.

EL TRABAJADOR SOCIAL

 Servicios Sociales

“No gestionamos miserias… defendemos la dignidad de las personas “

El Trabajo Social se define como la profesión que promueve el cambio social.
Los principios de los Derechos Humanos y la Justicia Social son fundamentales para la resolución de problemas en las relaciones humanas y el fortalecimiento y la autonomía del pueblo, para incrementar el bienestar.

El Trabajo Social en sus distintas expresiones se dirige a las múltiples y complejas relaciones entre las personas y sus ambientes.
Su misión es facilitar que todas las personas desarrollen plenamente sus potencialidades, enriquezcan sus vidas y prevengan situaciones adversas. Por ello, los y las profesionales en Trabajo Social, se convierten en agentes de cambio en la sociedad y en la vida de las personas, familias y comunidades para las que trabajan.

El Trabajo Social es un sistema integrado y dinámico de valores, teoría y práctica interrelacionados.

Las funciones a desarrollar por los diplomados en Trabajo Social, tanto por cuenta propia como ajena, son las siguientes:

FUNCIÓN DE PROMOCIÓN, REHABILITACIÓN E INSERCIÓN SOCIAL

⇒ FUNCIÓN PREVENTIVA

⇒ FUNCIÓN DE PLANIFICACIÓN

⇒ FUNCIÓN DE COORDINACIÓN

⇒ FUNCIÓN DE SUPERVISIÓN

⇒ FUNCIÓN DE MEDIACIÓN

SERVICIO DE AYUDA A DOMICILIO (SAD)

Es uno de los servicios más conocidos de los que se gestionan en los servicios sociales de atención primaria.
Está gestionado en la actualidad por Ayuntamientos y Mancomunidades. En ocasiones, estas entidades se ven desbordadas por la gestión propia del servicio y se ven obligadas a delegar en empresas externas el desarrollo del servicio a través de licitaciones públicas.

La Ley de Dependencia también contempla el servicio de ayuda a domicilio en su catálogo.
En algunas ocasiones, previa valoración de la Junta de Andalucía, el servicio puede llevar implícito copago en la asignación del recurso.

La finalidad de este servicio en el Sistema de Atención a la Dependencia es:

  • Prestar cuidados personales, priorizando siempre esta opción.
  • Atención de las necesidades y tareas del hogar, es una opción complementaria, y contempla el mantenimiento de la vivienda en las zonas de uso de la persona usuaria del servicio y demás tareas domésticas. Previo acuerdo con SS.SS. podrán realizarse puntualmente limpiezas en profundidad o de choque.

El Servicio de Ayuda a Domicilio está formada por profesionales procedentes de diversos campos (trabajadores sociales, auxilares socio sanitarios, auxiliares de enfermería, educadores, personal sanitario…) cuya competencia general es el trabajo de atentación directa con la persona usuaria del servicio, y colaborar en la planificación y coordinación junto al equipo de profesionales de los Servicios Sociales, así como la colaboración con equipos multidisciplinarios, identificando las necesidades del beneficiario y garantizando la cobertura de las mismas.

Una vez quede delimitado el programa individual de atención con las tareas y acciones a desarrollar en el servicio, estás serán desarrolladas por el personal auxiliar socio sanitario  desiganado para  desarrollar el servicio.

Todo el equipo de Ayuda a Domicilio de Asisttel Sad, trabaja cada día para hacer efectiva la consideración de ayuda domiciliaria como un servicio de apoyo socio sanitario integral.

Así, ofrecemos tanto a las personas usuarias como a sus cuidadores no profesionales, un conjunto diverso de servicios y una intervención especializada, poniendo en marcha distintas actividades y proyectos; ofreciendo un servicio dinámico, flexible y en continua mejora, procurando una respuesta satisfactoria de la población y de sus administraciones públicas.

Como objetivo principal, el SAD:

Fomenta la autonomía de la persona usuaria el mayor tiempo posible y su mantenimiento. Evitando así el desarraigo familiar y social

A continuación presentamos un video de programa “75 Minutos “emitido el 06/01/2017 en la televisión autonómica de Andalucía (Canal Sur).
En este video se presenta casos reales relacionados con el Trabajo Social en diferentes ámbitos y casuísticas, y entre ellas la Ayuda a Domicilio.

Esta entrada fue publicada el 17 enero, 2017, en 2017.

El Hospital San Juan de Dios del Aljarafe organiza el I Día de las Personas Cuidadoras: JORNADAS DE FORMACIÓN Y SENSIBILIZACIÓN

 

Cartel Jornadas San Juan de Dios

I Día de las Personas Cuidadoras: JORNADAS DE FORMACIÓN Y SENSIBILIZACIÓN

Organiza:

Unidad de Trabajo Social y Unidad de Psicología Clínica del Hospital San Juan de Dios del Aljarafe.

¿Por qué asistir?

Con la celebración del I Día de las Personas Cuidadoras se pretende visualizar la maravillosa labor que éstas hacen con sus familiares dependientes, reconociendo así su esfuerzo y dedicación, y poniendo en valor el gran apoyo y ayuda que suponen para todos los profesionales del sector sanitario.

Ponentes

En esta Jornada participarán profesionales sanitarios, trabajadoras sociales y asociaciones que aportarán su visión y experiencia sobre el papel fundamental que desempeñan las personas cuidadoras en el proceso de salud de los pacientes.

¿A quién va dirigido?

  • Cuidadores y familiares de personas dependientes.
  • Profesionales del sector sociosanitario y tejido asociativo del Aljarafe.

Inscripción gratuita en la página web:

http://www.hsjda.es/portal/es/2/cuidadoras_2016

Más información:

Unidad de Trabajo Social,   mariateresa.medina@sjd.es 664 397 130

 Día Personas Cuidadoras2  Día Personas Cuidadoras 1